El reto

Cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar.

14,4 km de olas, corrientes, barcos, ballenas, tiburones y 1000 metros de profundidad.

Lo haremos por relevos de media hora cada uno y necesitamos nadar a más de 3,5 kilómetros por hora para superar las corrientes (eso son 140 largos de piscina en una hora).

¿Quienes somos?

Pues no, no somos nadadores. No pertenecemos a ningún club de natación, ni nos dedicamos a hacer triatlones. Cuando vamos a la playa como mucho nos animamos a nadar hasta alguna boya. Y cuando alguno de nosotros lleva a sus hijas a clases de natación, de vez en cuando nos animamos a meternos en la piscina. Ya hemos cumplido años, nos sobran michelines y no nos gusta el agua fría.

Por eso hemos buscado esta locura. Para que de verdad nos cueste. Un reto auténtico que llame la atención de algunos pocos para dar a conocer la labor de la Fundación “Niños contra el cáncer” y animarles a colaborar con su labor.

¿Cómo puedes ayudar?

Tu ayuda salva vidas.

Por cada euro que dones, nosotros daremos una brazada. Nosotros daremos más de 14.000 brazadas, pero no queremos que tú nos ayudes con todas. Quizás nos puedes ayudar con 10 brazadas, o con 20, o con 50, quizás con 100… ¡Pero no te vamos a poner límites!

Entra en la web de la Fundación “Niños contra el cancer” y ayuda ahora mismo.

Toda tu ayuda va para los niños y sus familias.

¡Muchísimas gracias!

¿Por qué?

¿Por qué nos planteamos cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar?

¿Por qué unir dos continentes?

¿Por qué se nos ocurre nadar entre tiburones, ballenas, barcos, corrientes…?

Porque cada uno de nosotros, sí tú también, conocemos algún niño que tiene cancer.

Porque conocemos el sufrimiento de sus padres y sus familias.

Porque hay muchos investigadores intentando encontrar el modo de curarles.

Porque sabemos que eres generoso.

Porque queremos que les ayudes.